por Gorostiza

me he levantado a las nueve de la mañana. Las maletas ya estaban casi listas y me quedaban casi ocho horas para coger el tren. No lo he dudado, me he puesto las zapatillas y he salido a correr. He marchado con ganas, pero sabiendo que pasará tiempo hasta que vuelva a hacer el mismo recorrido que he hecho hoy. Cojo el bidegorri, hasta la altura del Kokoxili (o como sea), el que dicen es el restaurante más grande del País Vasco (qué mérito, qué orgullo), tomo dirección Gorostiza y me pierdo entre los chopos y robles de la zona. Es una mañana muy bonita, con buena temperatura, sol, silencio y malas sensaciones. El cuerpo no responde, no sé a qué es debido. Puede que sea por el cansancio de la carrera del viernes, puede que sea por los nervios del viaje, puede que sea por saberme ante un cambio en mi vida. No lo sé. El caso es que corro por correr y no estoy disfrutando. Termino de dar la vuelta al Polideportivo de Gorostiza, llevo unos veinte y cinco minutos, y decido coger el camino de vuelta. Al llegar al BEC, le doy media vuelta, atravieso Zuazo hasta coger nuevamente el bidegorri y dirigirme a casa. En total, casi una hora de carrera. La próxima entrada la escribiré en Lyon, desde donde os seguiré contando mis experiencias en este mundo del running. Espero que vosotros también me sigáis a mí y que ahora, más que nunca, este blog sirva para que todos estemos en contacto. Saludos.

Comentarios

larubia ha dicho que…
Buen viaje compañero. Esperamos verte pronto por estos lares. Por el momento, disfruta de tu nuevo viaje.
Mitxel ha dicho que…
Aupa Álvaro!!! Lo de las malas sensaciones de hoy no habrá sido culpa de la resaquilla???? Q no, q ya sé q no, nada tío, q te lo pases genial por Lyon y a ver si nos vemos pronto. Mucha suerte!!!
Anónimo ha dicho que…
Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
debes rogar que el viaje sea largo,
lleno de peripecias, lleno de experiencias.
No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
ni la cólera del airado Posidón […]
Debes rogar que el viaje sea largo,
que sean muchos los días de verano;
que te vean arribar con gozo, alegremente,
a puertos que tú antes ignorabas […]
Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:
llegar allí, he aquí tu destino.
Mas no hagas con prisas tu camino;
mejor será que dure muchos años,
y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino […]
Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,
sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.
Ítaca, Kaváfis

...Hay momentos en la vida en que el destino nos depara “aventuras” que no sabemos hacia donde nos llevaran. Es entonces cuando uno se siente como Ulises.
Disfruta y, sobre todo, aprende. Así tu viaje –tu llegada a Ítaca- habrá merecido la pena.
achasa ha dicho que…
Gracias a todos, nos veremos pronto y estaremos en contacto.
Para tí, "anónimo". Muchas gracias por el fragmento, representa bastante bien ante lo que me encuentro. Has acertado y seguiré "a pies juntillas" lo que en él se dice. Sí, me ha gustado.
Saludos (ya desde Lyon)
maizte ha dicho que…
Zorte on en tu nueva aventura txapeldun!!! Nos vemos pronto (espero que en el asfalto).
Besarkada bat
achasa ha dicho que…
Mila esker mutil eta nola doa zure..., zer zen? belauna? Joxemak edozer esan zidan baina ez naiz gogoratzen. Kontuz zure kronoarekin, nik Behobian 1:20 egin nahi dut eta. Ere esan didate Markinarako bidea hartuko duzuela berriro Beasainen ordez, ala da?
Beno Jon, ondo izan.
Álvaro.

Entradas populares de este blog

parque de El Prado

Cuerpo de atleta

Media Maratón Azkoitia-Azpeitia