sobre la Bilbao-Bilbao

hace una semana que se disputó esta carrera. Yo no tuve ocasión de participar, pero sí tres personas que siguen de cerca este blog. Su experiencia y resultados, así como algún comentario sobre la prueba, los podéis leer en este enlace.
En esta entrada sólo deseo tratar el tema de la organización, es decir, de todo aquello que compete a quienes se responsabilizan de plantear y llevar a cabo un evento como este. Antes de empezar tengo que señalar que llueve sobre mojado y que este tema ya fue citado anteriormente en alguna entrada. La organización, adelanto, fue pésima. Efectivamente, yo no estuve, pero me valgo de la opinión de quienes sí lo estuvieron, léanse los lectores de este blog, y de los comentarios en foros de atletismo de quienes también tuvieron ocasión de tomar parte.
La primera cuestión es el precio, 10 euros, o más bien el incremento con respecto al año pasado. Diré que la media actual de precios viene siendo 1 euro por kilómetro, tanto para carreras de 10, 21 o 42 kilómetros. En este sentido, no sería nada fuera de normal si lo que le rodea está al nivel de la cuantía aportada por correr.
El problema viene cuando tú pagas una carrera y como compensación te dan un dorsal que no deja de ser una tira con un número cual presidiario, o te obsequian con una camiseta del género contrario al tuyo (en este caso femenino) o cuando, ante la falta de previsión, te entregan una camiseta de una carrera disputada hace ya tres años y que dejó algunos excedentes. Repugnante. Esto ocurrió en la Bilbao-Bilbao, una carrera organizada por BHM y que ya me dejó material para entradas como esta (ver).
Pero, por desgracia, no queda aquí todo. La carrera estaba mal medida, no había 10.000 metros. Algunos dicen 9.500, otros 9.750... da igual, las cifras no cuadran y este es el problema. Las cosas se deben hacer bien, sino es mejor no hacerlas. En cuanto a los avituallamientos éstos fueron tan escasos como el caso que los organizadores harían de esta entrada -en el caso de leerla-. Mal. El apelotonamiento en la línea de meta tras ya llegada de la primera mitad de la carrera sigue siendo un mal endémico. Hay que tener más respeto por el segundo cuerpo de los participantes. Hay incluso quienes ponen sobre la mesa un rumor que sitúa a la empresa BHM como absoluta controladora del calendario atlético de la villa bilbaína como consecuencia de un acuerdo con el ayuntamiento de Bilbao (ver comentarios). Este monopolio, según parece es difícil de romper. El control lleva al abuso y, en consecuencia, al estado actual de descontento de los participantes. Desastre.
En definitiva una nueva muesca en el ya maltratado currículo de esta sociedad. No creo que la cosa cambie, pero bueno, veremos.
En conclusión, mal, muy mal.

Comentarios

Mitxel ha dicho que…
Aupa Álvaro, estoy de acuerdo contigo, la organización pésima. Esta carrera sólo la he disputado dos veces y no me he fijado pero me da la impresión que este año ha habido bastante menos participación que el año que estuve yo cuando en todas las carreras pasa justo lo contrario. Creo que BHM debería tomar medidas al respecto. BHM debería mirar lo que está pasando con el Bilbao Bizkaia Night Marathon, el primer año críticas pero el segundo ya no tantas. Y lo del acuerdo yo también lo he oido pero no sé, hay varias carreras en Bilbo que no organizan ellos, además de la ya mencionada, está la Herri Krosa, la Hiri Krosa y la San Silvestre de Rekalde que yo sepa. Curiosamente todas son un éxito. Lo dicho, a ver si BHM toma nota.
Un saludo.
Holden Caulfield ha dicho que…
Yo, como participante, podría pasar todos los errores, incluido que no haya nada de comer en la bolsa, con el hambre con el que entré. Lo de la medición, si pasa de ser un rumor, me parece muy grave. Así como las clasificaciones, que son ridículamente erróneas y torpes y que no se puede esperar de una prueba con más de diez años de historia. Pero sobre todo secundo lo que comentas sobre el respeto al furgón de cola de las pruebas populares. Llegar a la pista de Zorroza es bonito, pero yo siempre llego atrás, quizás es culpa mía que fumo y tengo sobrepeso y debería quedarme en casa, pero siempre se me hace incómodo llegar y ver a la gente apelotonada, cruzándose por donde yo voy corriendo, como si estuviera de más. Creo que es un detalle mínimo que se podría resolver con un poco de gusto. Yo corro las carreras populares por tres razones: porque me gusta superarme a mí mismo (aunque no sea una ambición muy grande), porque disfruto con los amigos y porque me gusta participar en eventos que tengan un aire de celebración deportiva y sana. Pero cuando llego a Zorroza, y he participado dos veces, me da la sensación, a veces, de que estoy de más. Quizás sea un poco susceptible, no lo sé.
Anónimo ha dicho que…
Buenas Alvaro,
Solo decir que tal acuerdo con el ayuntamiento no existe y lo se por que me dedico a ello. En el ayuntamiento solo pides el espacio y hasta que dichas carreras no las dejen ellos (por falta de dinero, corredores etc) no la van a dejar que las organice nadie más ellos solo tienen la carrera en sí. Encuanto al resto decir que no tienen federadas ninguna carrera desde el Maratón 2010. Si todos dejamos de correr otros las cojeran y seguro que la organización cambia. Demomento hay carreras gratuitas y con mejor organización.

Entradas populares de este blog

parque de El Prado

Cuerpo de atleta

Media Maratón Azkoitia-Azpeitia