El Ejido

31 de diciembre, día de San Silvestre, día de carrera; este año, en El Ejido, Almería. La cita era a las once de la mañana en el Boulevard principal de la localidad, lugar en el que se disputaría la prueba sobre un circuito cerrado de dos kilómetros al que habría que dar cinco vueltas. Antes de la prueba, obligada recogida de dorsal y de chip. Tras ello, tocaba inspección del recorrido. Mis temores, luego hechos realidad, eran que se tratase de un trazado con cinco kilómetros de subida y cinco de bajada, es decir, un circuito rompepiernas. De hecho, no me ha hecho falta ni comprobarlo yo mismo. Mientras me disponía a colocarme el dorsal, unos atletas populares de la provincia comentaban la poca atracción del recorrido, precisamente porque es un continuo "sube y baja". Efectivamente, nada más empezar a calentar he podido comprobar que el trazado no era nada sencillo, imposibilidad absoluta de correr a ritmo.
No en vano, el circuito implicaba que el público fuese partícipe de la carrera, ya que quienes se han acercado al Boulevard han podido disfrutar del conjunto de la carrera. Además al ser un espacio de reducidas dimensiones, los organizadores han colocado música a lo largo del recorrido, animando mucho el paso de los atletas.En cuanto a la carrera, decir que desde el inicio el grupo cabecero ha estado compartido por varios atletas norteafricanos quienes han puesto un nivel muy alto a la prueba, casi tan alto como su propio ritmo de carrera. Espectacular. De hecho, a mí me han doblado los cuatro primeros. No sabría ni describir sus adelantamientos, me recordaban a los de un deporte en donde los coches van muy rápido y siempre gana un alemán.
Yo he ido a mi ritmo, sin agobios, sin esfuerzos serios. Quería disfrutar de la carrera y ver cómo respondía a la inactividad de estos últimos cincuenta días. Han sido siete salidas, incluida la de hoy, desde el pasado día 13 de noviembre, día de la Behobia. En fin, que mis piernas no están para muchos dispendios físicos. Cada vuelta que daba clavaba el tiempo de la vuelta anterior, por lo que ha sido una participación regular, con un pequeño bajón en la cuarta vuelta.


Finalmente, según la organización de la prueba quien te comunica vía sms tus resultados, he quedado en el puesto de 60 (de unas trescientas personas) con un tiempo de 41:30, es decir, a 4:09 minutos cada kilómetro. Por último, diré que la inscripción me costó seis euros y que, además de la participación, he sido obsequiado con una camiseta técnica, una gorra, un monedero, una barrita energética (agua no, ésto había que cogerlo en un puesto especial) y una bolsa de tela en la que venía el resto de cosas. En definitiva, todo bien; muy contento con esta nueva experiencia.
Desde aqui deseo suerte a todos aquellos que participan o han participado en la San Silvestre de Rekalde, de Vallecas o de cualquier otra localidad. Suerte y que abramos el año como lo cerramos, corriendo.

Comentarios

Emi ha dicho que…
Feliz Año Nuevo!!
Ya estamos de vuelta a la rutina, qué duro, viaje largo y duro de vuelta ayer....en fin.

Enhorabuena por el tiempo, para ser una carrera rompe-piernas está muy bien! Pero, sobre todo, lo que está bien es que has vuelto a correr. Yo como te comenté no fui a la de Rekalde, por varias cosas, pero tengo claro que en este recién estrenado 2012 (espero que esta misma semana) voy a romper la larga inactividad del final del año pasado.. :-(

Un abrazo.
achasa ha dicho que…
Feliz Año, campeón!
Viaje duro, verdad? Es lo que tiene la Nochevieja!
Animo con la vuelta a la actividad, ya sabes que tenemos que mirar nuestras agendas para coincidir en donde sea y correr juntos. Este será uno de mis propósitos para el nuevo año, jeje.

Un abrazo.
Alvaro.

Entradas populares de este blog

parque de El Prado

Cuerpo de atleta

Media Maratón Azkoitia-Azpeitia