Courir ou mourir

El otro día, de paseo por Lyon, me compré el libro de Kilian Jornet. Llevaba tiempo buscándolo, en su versión francesa, pues tenía ganas de descubrir la vida de este joven sky-runner. Dicen de él que, a sus apenas veinticuatro años, es el mejor corredor de la historia. Probablemente.
Un viaje a Toulouse y ocho horas de tren (ida y vuelta) me han permitido comenzar a descubrir todo lo bueno que ha hecho este catalán en su corta vida deportiva. Una vida llena de records y de epopeyas, como él mismo indica en la obra. El Ultra Trail del Mont Blanc, el Tahoe Rim Trail o la travesía completa de los Pirineos son algunos de los retos afrontados y de los que ha salido vencedor.Llevo, en este momento, unas noventa páginas del libro. En un esfuerzo claro por hacer partícipe al lector de sus sensaciones, de sus vivencias, de su sufrimiento, incluso de su alma; Kilian Jornet describe todo lo que rodea a sus participaciones en las más duras pruebas físicas conocidas. No solo se detiene en la descripción de los preparativos, de los paisajes o de sus acompañantes, sino que también busca hacer llegar al lector su dolor y su alegria: su sentir. Por qué no decirlo, incluso, aun resaltando su notable timidez, Kilian Jornet describe algunos datos personales de su vida, como su casual encuentro con Alba, una chica que escapa de la prisión que le supone la gran ciudad.Si navegáis un poco por la red veréis millones de referencias de este gran atleta, así como innumerables vídeos de sus gestas. Yo he elegido uno de esos miles para que podáis descubrir algo más de Kilian Jornet. Como a mí, seguro que después de verlo, os entran unas ganas increibles de salir a correr a la montaña.


Comentarios

Mariano ha dicho que…
Hi Alvaro
buena entrada. Es increíble lo que se consigue con entrenamiento y perseverancia.
Pero va el tío y suelta que come pizza y nutella,¡¡como yo!! seré un ultra y no lo sabía hasta ahora?? jejejeje
achasa ha dicho que…
Bienvenido campeón!
Qué tal va la lesión?
Ya ves la dieta que lleva, así cualquiera corre, verdad? jeje.
Un abrazo

Entradas populares