Maratón de las Malvinas

En un tiempo perdido, sin quererlo ni buscarlo, me encontré en internet con un vídeo sobre la Maratón de las islas Malvinas. Una maratón a unir a la lista de epopeyas atléticas, si no fuese porque en ella participan excombatientes de la histórica guerra que enfrentó a argentinos y británicos hace ahora treinta años.
Sólo esta referencia es suficiente para entender que no estamos ante una carrera normal. Para unos es una manera de "vengarse", de recuperar algo que fue suyo y que hoy consideran arrebatado o "nuestro", como aseguran los presentadores de informativos argentinos. Por otro lado, los británicos, todos ellos residentes en las islas, ratifican con su participación un lugar que, en prinicipio, les pertenece. Hoy la lucha está en la carretera y sobre unas zapatillas, esta vez todos compiten en igualdad de condiciones, sólo el estado físico hace diferencias al final de la prueba. Allí se conservan restos de una rápida batalla que dejó a muchos argentinos sin voz y marcados para toda su vida.
Dicen de ella que es una maratón durísima, que es la más austral de cuantas se organizan. En Stanley, capital del archipiélago, no hay récords ni grandes marcas; los atletas profesionales ni siquiera sabrán de la existencia de estos cuarenta y dos kilómetros, sin embargo, para ellos, para los argentinos y británicos es una cita especial, única.
Llegar a Stanley es casi imposible. Existe un bloqueo económico por parte de Argentina que obliga a volar primero a Chile para, posteriormente poder hacerlo a las islas. Una vez en Stanley la emoción de los participantes supera la realidad de la prueba. El pasado supera al presente, la carrera es una disculpa para superar la derrota y la espalda de la historia. Muchos de los atletas tienen hoy cincuenta años y con apenas cumplidos los veinte sobrevivieron, hasta la rendición, en los campos que ahora atraviesan con sudor.
El año que viene será la novena edición. Hasta la fecha el dominio es británico con siete victorias de las ocho ediciones y sólo un victoria argentina, la de de Manuel Mendez en el año 2011.

2005 Marsden, Hugh British 3h07:30
2006 Marsden, Hugh British 3h04:16
2007 Marsden, Hugh British 3h05:22
2008 Almond, Simon British 2h55:46
2009 Lee, Pattison British 2h55:51
2010 Frear, Stephen British 2h43:05
2011 Mendez, Manuel Argentine 3h03:13
2012 Harden, Robert British 2h52:39

Por último, os dejo un vídeo de la victoria del equipo argentino en la pasada edición de la prueba. Se trata de la cobertura informativa de un canal argentino de la noticia. No os lo perdáis.


Comentarios

Holden Caulfield ha dicho que…
Joder, qué interesante
achasa ha dicho que…
Sí, es bonita la historia de esta maratón. A los argentinos les va la vida en ganarla y, según he visto, tras la derrota en la guerra su vida es muy complicada. Son rechazados, sufren depresiones, están "mal vistos"...
Holden Caulfield ha dicho que…
Pues el Manuel Méndez que ganó será un ídolo. He hecho una rápida búsqueda y he visto que salió en toda la prensa argentina. Y eso que los tiempos son por encima de tres horas.

Entradas populares de este blog

parque de El Prado

Cuerpo de atleta

Media Maratón Azkoitia-Azpeitia