II Carrera PorMaratoniana

Vamos a ser sinceros. La II edición de la Carrera PorMaratoniana dejó diferentes lecturas, tanto positivas como negativas, en cada uno de las personas que tomamos parte en ella. Bien es cierto que, en general, acabamos satisfechos, pero también es cierto que buena parte de nosotros nos llevamos un "pero" para casa. Las razones todos las sabemos: las ausencias, las bajas, la comida "pormaratoniana", los riesgos que decidimos correr al combinar su disputa con otras celebraciones - la despedida y, no lo olvidemos, el puente-.
Un compendio de circunstancias que descafeinaron un evento que, sin embargo, mantiene viva la llama de su esencia en las personas que conocen la prueba. Lo sé porque hubo gente que sintió nervios el día antes de participar, porque había quienes pensaban en estrategias para luchar por la victoria o porque otros sintieron pena por no poder competir en una carrera que cuenta con el sentimiento y el alma de todos nosotros. No lo olvidemos, es nuestra carrera. La construimos entre todos y cada ausencia es un vacío dificil de compensar. Los que estuvieron en la primera edición y no pudieron estar en la segunda o los que deseando estar en la segunda no pudieron participar que sepan que les esperamos en la tercera. Las carreras no son nada sin los corredores, por ello, la "Porma" no es nada sin los "pormaratonianos", y sois muchos: Ricky, Josito, Jacobo, Iñaki, Asier, Mikel, Oskar, Kitxu o, quienes sin serlo también formáis parte de esta familia: Isa, Mariano, Jordi, Maizte, Mendi, Xabi y, por qué no aquellos que un día dijeron que "quizás": Miguelo, Ruben , Lonso, Jorge...
En cuanto a la carrera, os hablaré de qué pasó en la cabeza de carrera y de cómo se pactó la victoria. Todo estaba apalabrado. Emi nos sobornó. Mi conciencia debe quedar tranquila, no puedo llevar conmigo la carga de la mentira. Pidió que pareciese limpio y así se hizo, nadie lo sospechó. 
Dejando de lado estúpidas bromas, Emi fue el mejor. Fue un ganador de verdad y esto no es broma. Superó un mareo que le llevó al suelo pocos minutos antes de empezar. Aguantó un notable ritmo de 4:15 cuando hacía apenas tres horas que había llegado a casa. Con todo, atacó, como tenía previsto, a falta de dos kilómetros para meta. Atacó y atacó con fuerza, con mucha fuerza. Midió las distancias y aguantó el ritmo. A mí, personalmente, me parece que lo hizo muy bien.
La carrera empezó con una salida "neutralizada". La verdad es que yo tenía ganas de correr y eso de empezar lento no me apetecía. Me tuve que contener pues los primeros comentarios llegaban a mis oídos a modo de: "todavía no!", "hasta la cuesta!". En fin, paciencia. Ritmo pausado y poco a poco incrementando.Veía que el grupo se fraccionada, aunque de forma lenta, motivo del buen ritmo de todos los participantes. Oía las voces y las pisadas que me acompañaban en mis pensamientos sobre los ritmos que debía imponer a la carrera. Valen y Emi seguían mis pasos, sabía que íbamos a estar juntos todo el tiempo. Sabía también que la carrera se rompería por un pequeño detalle, ya fuese un ataque o las pocas intenciones de sufrir -que en este nivel es casi tan importante como tener fuerzas-. En ocasiones, Valen tomaba la iniciativa, tratando de tomar el ritmo y darme un respiro. Aunque tímidamente, nuestras gargantas remitían algún comentario en torno al recorrido o al ritmo de los demás. Estábamos concentrados, cada uno pensando en su particular historia. Muy probablemente Emi pensase en llevar a cabo su famosa estrategia, aquella que decía que iba a atacar a falta de dos kilómetros. Valen, con seguridad, estaría pensando en el maldito momento que se decidió por estrenar zapatillas el día de la carrera. Yo, con sinceridad, pensaba en subir el ritmo de la carrera. Preguntaba y me respondían: "sobre 4'15". Me parecía correcto, era un buen ritmo para la propia carrera, para darle "prestigio". La mitad de carrera pasó, estábamos ya camino del campo de fútbol del Retuerto -y de tantos otros-. Los comentarios se silenciaban, cada uno pensaba en lo que antes he comentado. Encaramos la bajada hacia la ría. El gran momento de la carrera se acercaba. El puente de Rontegui sería testigo. Valen y un servidor seguimos en tímido camino de hormigón que unía la antigua carretera de fábricas con el camino de la ría. Emi, en paralelo, deció optar por el barro. Al pisar los tres el suelo del paseo Emi aceleró. Y mucho. Valen y yo no nos miramos, pero pensamos lo mismo: "yo no voy". La reacción se debería haber producido de manera instantánea porque el ataque de Emi fue fuerte, rápidamente tomó unos cuántos metros de distancia. El esfuerzo le había merecido la pena. Nosotros nos limitamos a mantener el ritmo, no teníamos más objetivos. Ve7amos a Emi avanzar, tomar las curvas, encarar las rectas, pensar en la victoria. Seguimos el trazado, sabiendo que la lucha había terminado y que el vencedor se lo había trabajado. Encaramos la última recta satisfechos, el nivel había sido bueno. No hubo "photo finish" pero la carrera tuvo su particular vida.
Yo os he contado una parte de ella, hay más, la que podéis leer en el blog hermano y que a buen seguro paliará las carencias de esta entrada: cronicadeportivasentimental En los próximos días os facilitaremos algún material fotográfico que ilustre la carrera, por el momento, os dejo con la clasificación:

II Carrera PorMaratoniana

1. Emi - 37:55
2. Valen - 38:48
3. Alvaro - 38:48
4. Manu - 41:56
5. Joxema - 41:57
6. Mitxel - 42:55
7. Gaxen - 43:03
8. Holden - 45:26

Por supuesto, deseo terminar agradeciendo a todos vuestra participación en la carrera, así como dando las gracias muy sinceramente a quienes amablemente habéis ayudado en la organización y buen desarrollo de la prueba: Holden, Mitxel, Ricky, Vero, Iker y Esther. No quiero olvidarme del público que se acercó a disfrutar del desenlace de la misma, es decir: Ainara, Daniella, Josito y Jorge.

Comentarios

Holden Caulfield ha dicho que…
Se te han olvidado de público a Josito y ese otro chaval que vinieron luego. Lo siento, pero no recuerdo su nombre. Ya que te has puesto a repasar todos los nombres... Buena crónica.
achasa ha dicho que…
Joder, qué cabeza, pido perdón y lo cambio.
maizte ha dicho que…
Nivelazo en la pormaratoniana!!! Estais hechos unos toretes!! El año que viene no faltare a la cita.
achasa ha dicho que…
Maizte, el nivelazo el que quieres marcar en la Behobia, que nos han dicho que buscas una marca 1h20'
Imagino que te veremos en la salida, porque luego...
Un abrazo, te apuntamos para la del año que viene!!!!!
Por cierto, tengo que actualizar tu CV!!! Pásame lo que has corrido.
Ricardo Fernández ha dicho que…
Buena crónica Álvaro!

Por mi parte solo me queda repetir la pena que quedó por no poder participar. El año que viene será!

Ricky
maizte ha dicho que…
Uy, no no,que te han informado mal!! El sub 1h20 era el objetivo hace 3 meses, cuando en teoria iba a empezar a prepararme. Pero problemas de diversas indoles (ya os contare, que son historias largas)me hicieron plantear incluso la no participacion (un año mas). Lo que pasa que ya seria el tercer año que no corro, por lo que perderia dorsal y inscripcion prioritaria, asi que voy a tener que ir por huevos. Eso si, a disfrutar, e intentar un sub 1h30, que con la preparacion que llevo ya sera todo un exito.
Un abrazo
achasa ha dicho que…
Sí Maizte, eso nos había contando! Te quería calentar la cabeza. Espero que podamos formar un grupeto sub1h30 en Behobia: Tú, Emi, Valen et moi même. Qu'est-ce que tu penses?

Entradas populares de este blog

Cuerpo de atleta

parque de El Prado

Media Maratón Azkoitia-Azpeitia