Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

Parc d'Estienne-d'Orves

Imagen
El domingo pasado tenía dos planes. O bien acercarme a ver el Ironman de Nice o bien intentar participar en una carrera que se disputaba a escasos cien metros de mi casa. La decisión la tomé rápido ya que el sábado por la mañana, en un desafortunado entrenamiento, sufrí un pinchazo fuerte en la espalda que arruinó casi todos mis planes. Olvidada la posibilidad de correr opté, como sabéis, por el Ironman. No obstante, seguí teniendo presente en mi cabeza la carrera. Se disputó en las colinas de Saint Philippe, en el parque de Estienne d'Orves. Dos semanas antes de la disputa de la prueba me acerqué, por casualidad, a esa zona del barrio, a la cual nunca había ido al encontrarse en dirección opuesta al mar, a donde siempre me dirijo. El caso es que esta inesperada visita me descubrió un enorme parque, formado por un notable bosque, muchos caminos, espacios de juego para niños, mesas para el disfrute del estómago y unas vistas espectaculares de todo Niza en la cima de la colina. Mej…

Ironman de Nice

Imagen
Una gran envidia fue lo que sentí ayer al ver competir a los cerca de tres mil participantes del Ironman de Nice. Tenía envidia de todo, de la competición, del sufrimiento, de las celebraciones, del cansancio, de la alegria, de la deportividad... muchas emociones al ver a los triatletas correr sobre la "Promenade des anglais". Dos días antes del inicio de la prueba ya se empezaban a sentir los preparativos, si bien los cárteles anunciaban desde hacía semanas la llegada de uno de los acontecimientos deportivos del año en Niza. A mi, personalmente, me creaba gran curiosidad. En ocasiones he hablado en este blog sobre el triatlón, pero siempre en boca de otras personas, sin ser el protagonista. Esta vez he podido ser una especie de actor activo de la prueba, aunque solo fuese como observador. Verme dentro de la carrera habría sido un sueño que no sé si algún día lo cumpliré, aunque me gustaría pensar que sí. La meta ya se vislumbraba el viernes por la tarde. No estaba aun colo…

Le Château de Nice

Imagen
Desde hace tiempo os prometía esta entrada. La subida al Château de Nice. Hoy ya no existe, apenas unos vestigios, unas ruinas que hablan de lo que allí hubo. La sabia Wikipedia asegura:
"Le château de Nice était un ouvrage fortifié à vocation militaire, présent du XIe au XVIIIe siècle sur une colline rocheuse, surplombant la baie de Nice. Après avoir subi plusieurs sièges, il fut pris en 1705 par les troupes françaises puis détruit en 1706 sur ordre de Louis XIV. La terrasse est également est connue sous le nom de « berceau du soleil » en raison de ses panoramas extraordinaires à n’importe quel moment de la journée par le fait que le lieu accueille le levé du soleil côté port et le couché du côté du côté la promenade des Anglais".


Es decir, en resumen, que fue destruido en 1706 por orden de Luis XIV y que, desde allí, existen unas vistas magníficas. Pero, para mí, lo mejor es la subida. Es bastante larga, de cerca de dos kilómetros, con una subida continua, muy dura por …

Cataratas del Iguazú

Imagen
Desde el principio hemos comentado en este blog cómo una de las mejores cosas que tiene "esto de correr" es precisamente la posibilidad de conocer sitios, de viajar y descubrir lugares hasta la fecha desconocidos. Recuerdo precisamente, la primera carrera en Rammonville, la primera Behobia, la primera maratón en Barcelona, la media en Ginebra o algunas carreras en Lyon. Esta parte es genial. Ahora bien, me pregunto dónde quedan estas localidades si las comparamos con Rio de Janeiro, Sao Paulo o las cataratas del Iguazú. Un buen amigo mío sí puede decir que correr le está permitiendo conocer sitios espectaculares, el último, las famosas cataratas situadas en la frontera entre Argentina y Brasil. Hay que decir, en nuestra defensa, que él vive en el país carioca desde hace un tiempo, con lo que así todo es más fácil. No obstante, también debemos tener presente las dimensiones de dicho país, el quinto mas grande del mundo (España se encuentra en el puesto 52). Sus retos deporti…