V Carrera Pormaratoniana

Nueva página para la historia de La Porma. Su V edición guardará, sin duda, un especial recuerdo en todos nosotros debido a las complicadas condiciones metereológicas que se dieron el día de la carrera. Como si no hubiese un mañana, así es como llovió, granizó y descargó justo en el momento en el que se disputaba la mitad de la prueba. De hecho, alguno llegó a catalogar a la carrera como: "La Porma más épica". No le faltaba razón.


Personalmente, creo que sólo el hecho de poder celebrarla cada año ya es un éxito. Pese a que las dificultades aumentan con el paso del tiempo, las ganas, la voluntad, la solidaridad, el compañerismo y el esfuerzo de todos crecen por encima de éstas haciendo así posible que, cada otoño, podamos celebrar la que para muchos es la principal cita del calendario. Considero sinceramente que si algo hay que destacar en esta edición es la ausencia de bajas de última hora como consecuencia de la adversidad climatológica. Nadie, absolutamente nadie de los veinte inscritos, se ausentó en la línea de salida. De corazón, gracias por el esfuerzo. No debemos olvidar el día amaneció tan complicado que la organización se vio obligada, por primera vez, a trasladar la línea de salida y de llegada unos metros para que tanto los corredores, como principalmente los voluntarios, pudiesen tener una participación  más agradable en la carrera. Y si aún con ello hubo complicaciones...
Como sabéis, cada año tratamos de aportar algo más, algo diferente, algo que haga de la carrera un día más especial si cabe. Este año, por ejemplo, hemos incluído una grabación desde dentro de la prueba, gracias a la tecnología GoPro, y a la gentileza de Ricky y Xabi. La Porma desde dentro! Además, hubo nuevos sorteos, nuevos obsequios, nuevos participantes, la txikiporma... un sin fín de anécdotas y buenos momentos que serán recordados por todos los que allí estuvimos.


En cuanto a lo puramente deportivo, la carrera comenzó con una salida controlada, como ya es costumbre, y un cambio de ritmo, igualmente controlado, una vez cambió el pavimento. Desde el principio - y es que no lo puedo evitar ya que alguien tendrá que lanzar la carrera -, un servidor se puso en cabeza junto a Valen, con quien a la postre realizaría todo el recorrido. A la par de éstos, una novedad, Álex, quien se estrenaba en La Porma con un meritorio cuarto puesto en la clasificación general. A escasos dos metros de este terceto, es decir, comandando igualmente la prueba, se encontraban Felos, Asier y Ruben - perdón si me olvido de alguien -. Al llegar al cruce de la carretera el grupo se comienza a organizar pasando Felos a dirigir la cabeza de la prueba tratando de ser seguido por Valen, Alex y Álvaro quienes serían los únicos locos que intentarían seguir la estela de la verdadera estrella del día: David Felos. Un primer cambio de ritmo de éste fue tratado de ser respondido por el terceto perseguidor con el sueño de que la carrera no se rompiese tan rápido (o al menos ese era el mío). Sin embargo, había que rendirse a la evidencia, el segundo cambio de ritmo fue demoledor. Apenas nos acercábamos al colegio de El Regato (todavía en la dirección al barrio), cuando Felos lanzó un nuevo ataque, esta vez sí, imposible de ser contestado. La carrera quedaba de este modo completamente rota en su cabeza. Felos con zancada regular iba paulatinamente ganando metros, de hecho, apenas podíamos seguir visualmente su carrera a la altura de la iglesia del barrio de El Regato. Para nosotros, el terceto perseguidor, la carrera estaba clara, había que continuar el ritmo y tratar de aguantar. Seguramente cada uno tenía sus cábalas pero lo cierto es que no fue hasta la vuelta por el interior del pantano, aproximadamente a la altura del colegio, cuando Alex comenzó a perder algunos pocos metros respecto a Valen y a mí. Apenas una decena, justo la distancia que te coloca en la duda, en la incertidumbre de dejarte caer o de apretar los dientes y tratar de unirte. A estas alturas el cielo se iba cerrando, los pocos claros existentes al inicio de la prueba habían vuelto a desaparecer. La lluvia hacía acto de presencia haciendo que La Porma se transformase en una peligrosa pista de patinaje, especialmente en las largas bajadas.


Los kilómetros iban cayendo en la misma medida en la que la intensidad de la lluvia aumentaba hasta el granizo. Con seguridad, este hecho provocó que más de uno decidiese calmar sus ansias de atacar y guardase su concentración en no ver su cuerpo caído y dolorido en el ya inundado suelo. Así, por lo que se refiere a mi carrera con Valen, la subida de las piscinas se realizó tranquila, controlando las posibles caidas y tratando de no asumir riesgos. A esas alturas de la carrera ya sabíamos que nos apuntábamos estar en el podio, un objetivo probablemente superior al que nos habíamos marcado unos días antes cuando pensábamos en cómo se podría desarrollar la carrera. El orden de entrada en meta era lo de menos, lo bonito había sido poder compartir toda la carrera y haber luchado conjuntamente por tratar de continuar a la bestia Felos, primero, y por tratar de consolidar un podium, después.

A partir de aquí cada uno debería contar cómo fue su experiencia y su propia carrera. Este blog os da ese espacio si lo deseáis. Este blog es vuestro blog, ya lo sabéis, os lo he dicho muchas veces. Cada participación, hasta llegar a las veinte personas, tiene una historia que contar. Yo he contado la que yo viví, ¿y la vuestra?

Clasificación:
1° David Felos, 36:36
2° Álvaro, 39:01
3° Valen, 39:02
4° Alex, 39:29
5° Ruben, 41:56
6° Valiño, 42:31
7° Ricky, 43:03
8° Xabi, 43:04
9° Asier, 43:30
10° Gaxen, 43:46
11° Joxema, 43:48
12° Mitxel, 44:11
13° Nuria, 45:12
14° Pablo, 45:13
15° Miguel, 47:38
16° Leyre, 49:33
17° Emi, 49:34
18° Mariano, 50:23
19° Cristina, 56:47
20° Holden, 56:47

Una vez todos los pormaratonianos cruzaron la meta bajo los aplausos y felicitaciones de los allí presentes, dio comienzo la coronación de los vencedores: David Felos en categoría masculina y Nuria Aresti, doble campeona ya, en categoría femenina. Zorionak a todos! Después del pertinente reparto de premios, donde Gaxen fue el principal agasajado, tocaba entrar en calor gracias a los aun sorprendidos dueños de la cafetería de Gorostiza, a quienes agradecemos su comprensión inicial y su servicio posterior. Y como no todo es correr, mojarse y estar cansado, llegaría posteriormente la hora de reponer fuerzas y seguir celebrando un día especial: la comida.


Y ante tanto éxito y disfrute no queda otra que convocaros para la próxima edición, la VI, para la que esperamos contar con todos vosotros nuevamente; eso sí, no sin antes destinar un especial agradecimiento a las personas que han colaborado estrechamente en la organziación de este Porma: Holden, Gaxen, Ricky, Joxema, Mariano, Mitxel, Vero, Sara, Ainara... Gracias!!!!

Os recomiendo leer la crónica de Holden en su blog: pinchad aqui!


Comentarios

maizte ha dicho que…
Un placer volver a leerte, crack!! Y una pena no haber podido estar en la porma (un año mas). A ver si me puedo estrenar el año que viene!! Eso si, haber si nos lo poneis un poco mas facil a los que venimos de fuera, que para poder correr a las 9:00, tengo que movilizar a la familia para las 7 de la mañana!
Nos vemos en Sevilla artista! Un saludo a toda la tropa.
achasa ha dicho que…
Grande Jon! Se te sigue echando en falta! Tú tranquilo, el año que vienes venís la noche de antes!!! No entrenes tanto para Sevilla, ozú! Un abrazo grande!!!!!!! Gracias por pasarte por aquí

Entradas populares de este blog

Cuerpo de atleta

parque de El Prado

Media Maratón Azkoitia-Azpeitia